Como vivir una vida apasionada, Isabel Allende

Es muy reconfortante saber que siempre se puede aprender de otros y de su experiencia, aunque nada se compara en sí con vivir las cosas en carne propia, es la madurez es la que nos ayuda a digerir algo que no hemos comido, pero para eso somos es nuestra inteligencia y eso no nos quita lo soñadores, como a Isabel Allende cuya narrativa siempre es cautivadora, aunque nos hable de sus fantasías sexuales con Antonio Banderas después de una interesante plática de como vivir apasionadamente.

Página de referencia.

Otro

Esta cuenta existe para artículos cuyo contenido pertenezcan a un autor ajeno a este blog o cuyo origen sea desconocido.

Deja un comentario