Diablo Guardián

Mírame bien: no soy Supermán.
Óyeme mujer, yo soy tu Diablo Guardián.
He venido hasta aquí para seguirte a ti,
mi boleto de regreso hace rato lo perdí.
Ya sé lo que dicen si me ven pasar:
tengo cola que me pisen y no sé rezar.
Yo soy aquel que explora tu interior,
soy Caín y soy Abel en tu retrovisor…
¡Mi Cielo!

Rap del Diablo Guardián, parte I
(anexo 12 tulipanes de procedencia no especificada).

Será inútil expulsar a este demonio de ti:
soy inmune al exorcismo y no me iré de aquí.
Te llevaré a bailar el tango del placer,
verás que no es lo mismo delirar que proceder.
Me sobran las alas para el cielo cruzar…
¿A qué nube quieres ir? ¡Yo te puedo llevar!
Mis entrañas no son malas si las sabes cocinar,
te toca decidir qué postre quieres probar…
¡Mi Cielo!

Rap del Diablo Guardián, parte II
(anexo a 24 tulipanes de procedencia no especificada).

Diablo de la Guarda: ¡qué rica compañía!
Déjame morderte el alma pa saber que sólo es mía.
Hazme sentir bien: pórtate mal,
súbete a mi tren, sé mi pecado mortal.
¿Ves que fácil es mi dulce amparo hallar?
¡Con permiso, Señor Juez, me la voy a robar!
Rézame, querida, cómprame mi altar:
En tus próximas cien vidas no te vas a zafar…
¡Mi Cielo!

Rap del Diablo Guardián, parte III
(anexo a 36 tulipanes de procedencia no especificada).

Xavier Velasco, Diablo Guardián

Otro

Esta cuenta existe para artículos cuyo contenido pertenezcan a un autor ajeno a este blog o cuyo origen sea desconocido.

Deja un comentario