Lucharé, lucharé.

Con las únicas armas que tengo, te escribo y te canto;
en cada primavera que cae, tu recuerdo enhebra una vez más,
la sonrisa que con el viento calla,
que con la lluvia llora.

Con las únicas armas que tengo, lucharé hasta el final;
aunque me cueste la vida, aunque me roben la esperanza,
aunque me arranquen el corazón,
pues vivo ya fuera de mí, después de haber vivido de tu amor.

Mi guerra continuará existiendo, mientras el color de tu piel;
sea más importante que el de mis ojos.
Mientras que el pensamiento sea menos masoquista,
que los latigazos de un castigo sin merecer.

Con las únicas armas que tengo, solo te digo que te extraño,
entregando cada gota de mi sangre,
cruzando los cielos y los mares,
desprenderé el orgullo de mi alma…

…y me rendiré sólo aquel día,
en que tú me digas “Te Quiero”.

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

Una respuesta a “Lucharé, lucharé.”

Deja un comentario