De esas veces…

De esas veces que quieres mandar a la verga todo, de esas veces que te arden los ojos porque las lagrimas se contienen, de esas veces que te miras al espejo con odio, por cabrón, por pendejo, porque te aguantas imaginando que las lagrimas se deben resevar para cuando muera tu propia madre.

De esas veces que quieres golpear el muro o cortarte el brazo, de esas veces que quieres que se te salgan los sentimientos con la misma facilidad con que fluye la sangre; pretendiendo inmaduramente canalizar las emociones que precisamente son imposibles de controlar, de esas veces que el corazón late tan fuerte que te incita a acelerar en la moto, cerrar los ojos y gritar, gritar con furia y desesperación como si quisieras sacarte el dolor del pecho.

De esas veces que no quieres morir pero tampoco vivir, de esas veces, esas putas veces que sabes que al final, tristemente…

…es mejor así.

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

Deja un comentario