Porque no te busco

Hola niña hermosa,

No dudes debido a mi descuido que te quiero,
ni pienses que he cumplido solo por tenerte en mis brazos,  te he perdido
y dejado libre, con el pretexto que no me he dado el tiempo debido.

No pienses de más si es que no te llamo,
que ni he perdido tu número, ni la pila he agotado con otras a quienes crees que amo,
ni el horario me lo ha impedido, ni la puta red, ni el prejuicio de lo sano.

No creas querida mía en el olvido,
que ni al paso de los días o de las desesperantes horas que he contado
que te he querido y pensado desde que nos conocimos.

No lamentes mi cargada indiferencia,
no es que me agarre la loquera o de pronto la conveniente prudencia,
yo sigo extrañándote como tonto enamorado anhelando tu presencia.

No es nada de eso alma mía,
he querido que sufras poco mi agonía, esta de tenerte y no tenerte
la de unirnos en la cama pero separados por la vida y cuanta tontería.

No es que no te quiera, te adoro horrores
con intensidad adolescente y sin razones,
pero odio con el alma que te ausentes por las noches.

No anticipes el final de nuestra aventura,
si no te busco es porque desespero como con ninguna
pues te amo, comprende que te amo hasta la locura.

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

3 comentarios en “Porque no te busco”

Deja un comentario