Y bien…

Bien, comenzaré a escribir nuevamente…

Hace muchos años, recibí como consejo, el que nunca dejará de escribir, sin embargo, lo hice. Porque mi percepción cambio, porque me sentí maduro, porque sentí que muchas de las cosas que tanto me habían costado en la adolescencia eran tonterías, y por tanto las había menospreciado. Entiendo que todo obedece una razón, y todo lo que me paso, era necesario para que así pudiese aprender una lección que me serviría para el resto de mi vida.

Y por ti, escribo hoy. Para intentar comprender lo que hoy, y de hecho, casi por un mes me he hablado, platicado a mi mismo, descubierto en mi, y aunque aún confundido, buscando la lección que debo aprender de ti.

A pesar de todo, lo intenté, una vez mas…, el besarte, quizá no era el lugar ni el momento, pero rayos, no hay lugar y momento, eso existe donde y cuando yo lo decida. No soy quien se rinde al destino. El destino va a encargarse de redirigir mi camino cuando sea necesario, pero antes debo comenzar a caminar. ( Sino no hay nada que redirigir ). Debo ayudarme a mi mismo a lograr lo que quiero, y quiero ser mejor, no mejor que las personas, mejor que mi mismo, ser mejor en mi potencial, en explotar mis habilidades y tener mayor control de mis sentimientos, pero esta vez, no para limitarlos ( al poder controlarlos ), sino para dejarme sentir aún mas. ¡Y carajo!, disfrutar.

Honestamente, no intento “abrumarte” con mis palabras, solo intento platicarte un poquito de lo que siento, y que evidentemente no puedo decirte, o no me haz dejado decirte. ¡Sí! aunque te choque que utilice palabras que de alguna forma te señalan, “tejones” ( te jodes ) en este momento tengo tu atención y aprovecho que no puedes reclamarme nada, que no puedes tirar mi inspiración por ti, aprovecho que tengo tu mirada en estas palabras, y que nada puedes hacer para dejarme en este momento, en el que soy tuyo.

Tu, inevitablemente me haz echo cambiar, al principio me identifique contigo en el control de los sentimientos y la habilidad sobria de hacer lo correcto, aunque ya me haz expresado que no eres así, en cierto momento yo lo creí. Pero a partir de ti, sabe que, he aprendido mucho y sé que lo he hecho, porque comencé a valorar cosas que antes no…, y bueno, en grandes rasgos, todo esto fue una reacción en cadena en mi, que simplemente deje desatar porque me hacia feliz, porque me complacía, y a pesar que se que si continua, perderé el control y que se apoderará de mi, que en algún momento me fracturará y provocará excesos que por ende creará conflictos…, nunca, jamás, voy a detenerme.

Si mi potencial es ese, si mi potencial es sentir cariño por tu persona, jamás voy a limitarlo en mi corazón. A pesar de mi mirada, de lo frió que dices que soy, por favor entiende que es un reflejo de un tonto niño, que aun no sabe como tratar con esta reacción en cadena que esta revolucionando dentro de mi.

Por favor, entiende que no soy perfecto y que no puedo sencillamente sobrellevar las cosas como tu, y que de una forma patética, lo intento, porque tu me lo pediste, y porque es importante para ti. Lo intento.

De ninguna manera quiero aferrarme a ti, ni me gustaría que continuaras expresando esa frase de “que difícil es esto”, créeme que no quiero esto para mi, pero si en algún momento, siento que puedo hacer algo, lo voy a hacer, aun en contra de tus decisiones, porque a pesar del respeto que te tengo, no quiero arrepentirme de las acciones que hago, no quiero perderme ni un instante del recuerdo, quiero recordar que tu exististe como algo sentimental y mientras pueda, en estos últimos días, mientras trabajo en mi actitud, cada que pase a tu lado, voy a intentar oler tu aroma, mirarte sin que lo notes, y hablarte sin alterarte. Respetando tu espacio y alejándome.

No estoy mal, esto es reflexivo, finalmente aunque estas palabras son para ti, me las digo a mi, las pienso aquí y ahora, y eso me hace feliz.

Sabes, adquirí la capacidad de hablar conmigo mismo, sí, aunque suene tonto, los eventos, el libro, mi vida, y este hermoso caos, me alteran a cada instante y me esmero casi desesperadamente de intentar comprender las cosas, de hablar más, conmigo y expresar lo que siento.

Hay mujer, a pesar de mis broncas y de la carga de trabajo, siempre se como resolverlo, y lidiar con mis proyectos personales, mis diseños, mi inspiración, siempre he sabido salir, pero pienso en ti, y me bloqueo. No sé que me confunda mas, si tu personalidad, tus palabras, tu mirada, tu boca, tu figura, tu presencia, la desesperada necesidad de saber exactamente lo que piensas, de querer saber exactamente que deseas, que quieres, y de esperar ilusionadamente que sea yo, tu pasión.

Quizá si, quizá quise llenarme de ti, ya que tu persona es calida y placentera, que quise aprovecharme de ti, y sentirme bien a expensas de tu presencia. Quizá quiero ver en ti mi mujer ideal, aunque en realidad distes mucho de serlo, quizá quise moldear ese ideal en ti, quizá te transforme en mi mente, y te di la forma que quise, que quiero,  quizá me esté engañando con todo esto. Quizá solo sea yo, quizá si me quieres, quizá y finalmente las cosas son difíciles, como tu dices. Pero en vez de seguirme preguntando ¿porque?….

Ni acepto, ni renuncio…, solo cedo.
Y esto, esta cerrado por mantenimiento, disculpe los inconvenientes que mi corazón le provocan.

Rescatado del baúl de los recuerdos de @eiran

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

Deja un comentario