Volar

Llevamos mucho tiempo soñando,
muchos años dedicados al azul profundo
a las suaves nubes, al viento y su canto.

Muchos años de tratar, de intentarlo;
a prueba y error, de subir y caer,
de cerrar los ojos y extender los brazos.

Correr con la palma surcando el viento,
con una hoja de papel jugando,
o en Kitty Hawk, trabajando duro con tu hermano.

Cuando nos asalta el “te extraño”
y se nos revuelven las ganas
porque no resistimos estar separados.

Cuando no nos hallamos
y nos urge buscarnos
aquí, allá o cualquier otro lado.

Cuando nos da curiosidad el mundo
y nos empacamos la vida
porque sabemos que nacimos para explorarlo.

Cuando debemos partir
y partimos sabiendo que es un alivio volver
sin tener que esperar tanto.

Cuando queremos escuchar un mensaje,
pero de la voz cálida de sus labios
y no con cartas, con regalos o llamando.

Cuando es hora de huir;
porque lo merecemos, por ganas, por gusto,
¡a donde sea, siempre que sea a su lado!

Cuando sea por pasión (no necesario)
y no por coincidencia que nos llamen locos
porque nos guste tener los pies en el espacio.

Hoy tenemos los ojos en el alto horizonte,
en la poesía roji-azul de lo interminable,
en el alma misma de la tierra y del hombre.

Conseguimos hacer nuestro sueño realidad,
soñamos tanto tiempo con volar
y hoy volamos, para poder soñar más.

-Eirán

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

Deja un comentario