La importancia de saber lo que quieres.

La importancia de saber lo que quieres.

¿Sabes lo qué quieres? ¿Lo has pensado bien? Pero hablemos de cosas claras y con exactitud, no sólo hablo de desear “mucho dinero” porque a fin de cuentas ¿cuánto es mucho? Ni hablo de desear cosas ambiguas como el amor o la salud. Sino de tener metas fijas, realistas, realizables, alcanzables y cuantificables.

Imagina que cierto día te ganas la lotería divina. Dios decide concederte lo que más quieres y baja desde el cielo hasta tu cabeza y busca en tu interior qué es lo que más deseas. ¿Qué pasaría si aún no lo sabes?.

Si no sabes lo que quieres, ni siquiera Dios podrá ayudarte.

Comencemos por definir lo que queremos, pero bien claro, firme, con una meta clara. No seas flojo ni conformista y ve por ello, lucha con fuerza, con temple, con perseverancia. Porque cierto día, Dios te concederá aquello que más deseas, pero sólo si tu te has ayudado a saberlo y sabe que has valorado el esfuerzo que requiere obtenerlo.

¿Qué pasa si no sabes manejar y conduces un auto?. Es seguro que chocarás y muy probablemente te lastimes o lastimes a otros. Dios no te concederá algo para lo que no estés preparado, por lo que no hayas luchado, al menos no sin ningún esfuerzo previo.

Si llegases a obtenerlo, no apreciarías su verdadero valor, lo derrocharías y probablemente terminarías por lastimarte o lastimar a otros. Para valorar aquello que deseamos, debemos estar dispuestos a hacer algo para obtenerlo, sacrificar, trabajar por ello, vencer la flojera o romper cualquier otro paradigma. Pero, la clave es estar dispuestos.

Mira en tu interior, ¿qué es lo que quieres y qué estás dispuesto a hacer para obtenerlo?

Dios te ayudará, sólo si estas dispuesto a ayudarte a ti mismo.

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

Deja un comentario