Consejos para hombres #2

Don’t be a fucking bunny.

Algunos hombres viven siendo causa de ternura; actúan como alguien desprotegido, necesitando atención, destilan ternura, son vulnerables, siempre sensibles, enfermizos y pidiendo por el constante cuidado de una mujer.

No niego que -algunas veces- funcione, pero aunque a las mujeres les gusten las mascotas y sueñen de niñas con ser madres o enfermeras, no significa que a la larga querrán a una pareja-conejito.

Seguramente te sonará machista, pero; si algo te duele, no te quejes tanto y ve al doctor. Si te sientes solo, no lo digas y sal. Si estas deprimido – que es por algo- trabaja en ello y en descubrir la causa. No pidas a nadie que te saque de tu propio infierno.

Estoy seguro que habrá personas interesadas en ayudarte, cuidarte y protegerte. Y no dudo de sus nobles intenciones, pero en una relación de enfermo-enfermera solo hay un posible resultado: dependencia y co-dependencia enfermedades de las cuales no te podrás librar  fácilmente.

No te digo que nunca pidas ayuda, de hecho “saber solicitarla” es un valor muy importante, pero también hay que saber cómo:

  • Si te sientes solo; puedes sugerirle salir.
  • Si estas enfermo, comenta solamente que irás al doctor. Si ella quiere acompañarte, que mejor.

Sugerir, es la palabra clave. No pidas.

Piensa en todas las sensaciones que causa un conejito y estoy seguro que todas son muy nobles, buenas y todos quisiéramos sentirnos así de consentidos. Ahora piensa en cuales son los sentimientos que quieres provocar en una mujer y pregúntate si estás proyectando la señal correcta, pues no imagino ninguna mujer sentirse sexualmente atraída por algo tierno, sino todo lo contrario. ¿Verdad lobitos?

No pretendas ser lo que no eres.

Ya sé que crees que es básico, pero créeme; te sorprenderías la cantidad de personas que lo siguen haciendo. Cuando comienza el cortejo, generalmente los hombres se ensanchan como pavoreales –por no decir guajolotes- y siempre intentan dar su mejor cara. Es lógico y no pretendo discutirlo.

Sin embargo, para conquistar a una mujer no debes hacer absolutamente nada más que no estuvieras dispuesto a seguir haciendo 6 meses después.

¿Eres un caballero por abrirle la puerta? Te felicito, de esos quedan muy pocos. Porque la mayoría de los hombres que comenzaron siendo caballeros que abrían la puerta, lentamente se convirtieron en sapos conforme dejaron de tener ese gesto.

Un hombre no es aquel que hace todas las cosas en nombre del amor; sino aquel que logra mantenerse constante, incluso en lo más básico, -y lo más importante- es un caballero porque disfruta serlo.

Constancia, es la palabra clave.

No dejes de hacer lo que te gusta por ella, no cambies tus hábitos, ni tus citas. Mejor, organízate inteligentemente de tal forma que ella entre en tus planes, pero no que sustituya todos.

Si comienzas haciendo algo que no te gusta sólo para darle gusto o quedar bien con ella, terminarás por olvidarte de lo que realmente eres. No se trata de prioridades, pues todo es importante. Sino de darse tiempo para planificar.

¿Vez como no se trataba de pretender ser un magnate en un ferrari?, se trata de que no intentes quedar bien con ella sólo para ganártela. Pues cuando dejes de abrirle la puerta y de regalarle las rosas a las que la acostumbraste. La imagen que ella tenía de su caballero se irá desvaneciendo cruelmente. Así como tu credibilidad.

Si haces algo o tienes un gesto con ella, hazlo de corazón.

 

Consejos básicos e indispensables de recordar, No te olvides de compartir.

Lee también:

→ “Consejos para hombres #1”
→ “Consejos para mujeres #1”

Eirán

Camino a convertirme en el hombre que quiero ser. Asertivo, apasionado y perseverante. En busca del equilibrio entre razón y emoción. Astronauta y emprendedor.

7 comentarios en “Consejos para hombres #2”

  1. “No dejes de hacer lo que te gusta por ella, no cambies tus hábitos, ni tus citas.” – creelo no es así de facil, las mujeres quieren atención y desgarciadamente muchos dejamos hacer cosas que haciamos antes por el hecho de tener novia.

    Quien diga lo contrario lanze la primera piedra.

    1. Tienes razón; “no es fácil”. Si fuera fácil cualquiera lo haría.

      Pero lo que recomiendo es lo emocionalmente inteligente.

      Al final del día, son los jugadores mismos quienes ponen las reglas en el juego del amor y sólo ellos saben el costo de sus castigos y sus recompensas.

  2. Eso es lo malo no saber dividir los tiempos de novios, amigos y de soledad. Que al empezar una relacion es logico que quieres estar con ella siempre, pero la vida nos enseña, aunque a veces muy tarde…

  3. Sin duda el ser tu mismo pareciera una frase ya muy “choteada” (ya muy rehusada), pero que sin duda es la regla de oro, nadie es tan buen actor como para hacerlo por mucho tiempo, ademas de que para mentir se necesita de una impecable memoria.
    Es bastante difícil ser inteligente en esto del amor; pero sin duda que si desde el principio propones las reglas del juego, es de ellas aceptar o simplemente pasar, si es lo ultimo pues en principio no había much0 futuro de todas maneras.
    😀

Deja un comentario